Agradecimientos

El Banco de Alimentos de Mallorca, sólo puede desarrollar su labor gracias a las numerosas ayudas que . recibe tanto de organismos oficiales, instituciones, empresas y personas particulares, a través de la cesión de alimentos, ayudas económicas y aportación de sus servicios profesionales. En cuanto a sus voluntarios son las manos y el corazón del Banco, ya que realizan desinteresadamente todo el trabajo que conlleva la labor de recoger los alimentos que nos donan y hacerlos llegar a las entidades benéficas que, por su contacto directo con los más necesitados de Mallorca, son las que garantizan que los alimentos se utilicen correctamente y sin despilfarro. A todos ellos queremos dar, una vez más, nuestras gracias más sinceras, tanto a los que hemos podido citar expresamente en esta Memoria de Actividades como a otros muchos cuya labor callada, a veces modesta, no es por ello menos importante ni menos apreciada por el Banco de Alimentos y sus beneficiarios.

Tenemos que manifestar un agradecimiento especial a dos instituciones, una privada y otra pública, por la extraordinaria ayuda que nos vienen prestando desde hace años. De un lado está Sa Nostra, quien a través de su Presidente, Fernando Alzamora, y del Director- Gerente de la Obra Social, Antonio Sorá, nos brindaron de nuevo en 2011 un gran apoyo tanto económico como de solidaridad y difusión de nuestro trabajo entre la sociedad mallorquina. Del otro el Govern Balear, que se volcó en apoyar al Banco y su labor, financiando importantes compras de alimentos de los que éramos deficitarios así como una subvención para la construcción de nuestras oficinas en el interior de los almacenes del Banco. A ambas instituciones, nuestro más profundo agradecimiento.

Finalmente no podemos olvidarnos de agradecer a todos los medios de comunicación la atención que nos prestan, dando información puntual de los acontecimientos relacionados con el Banco de Alimentos y sobre todo divulgando nuestra labor, lo que contribuye sin duda a despertar la sensibilidad y solidaridad de personas y empresas. Confiamos plenamente en que nos sigan prestando la misma atención en el futuro, para ayudarnos a atender a un número cada vez mayor de personas necesitadas en nuestra isla.